Friday May 26th 2017

MUST! TEAM

Bienvenidos! Welcome! Benvenuti!

Johy Wachowicz: Licenciada en Administración de empresas. Diseñadora de Indumentaria. Productora de Modas.

Floppy Dursi: Diseñadora de Indumentaria. Asesora de imagen. Productora de Modas.

Secretos de New York

En la década de los 20 durante la ley seca, alrededor de cien mil speakasies, o bares clandestinos que vendían bebidas prohibidas, convivían con el quehacer cotidiano de los newyorkinos. Si bien en la New York actual la ley seca ya no corre, sí corre por la sangre de algunas la necesidad de encontrar nuevos lugares fuera del circuito hip tradicional que tengan esa vibra de lo prohibido sin precisamente serlo.

Desde luego, no siempre es tan simple como saber dónde están. Algunos son sitios encubiertos, otros tienen números telefónicos secretos que cambian constantemente e incluso en algunos tenés que dejar tu número en la puerta y esperar a que se dignen a llamar.

Algunos para pasar y ver:

La Esquina/The Corner Deli. Es uno de los más difícilies de encontrar y olvidate de entrar sin reservas. Tenés que acercarte hasta el Deli para ver un localcito de comida mexicana. Una puerta gris con cartel de “Employees Only” y un portero van a ser los indicadores de que encontraste el lugar. Si te aprobaron la entrada, el portero te deja pasar por la puerta gris, bajás unas escaleras y aparecés en la cocina. El personal de la cocina es quién te va a dar las indicaciones para seguir por un pasillo oscuro y angosto que lleva a este  bar-restaurant encubierto con aspecto de calabozo.

Please Don´t Tell en el East Village. Una cabina telefónica en la pancheria Crift Dogs es el comienzo de la aventura. Hay que levantar el auricular y esperar a que atienda el encargado para que nos diga si hay lugar y cuánto hay que esperar. Si tuviste suerte, se abre una puerta esondida hasta un bar diminuto en madera y bebidas alcohólicas artesanales.

Raines Law Room. Es un salón elegante que perdió la nostalgia de los años pasados, ambientado con espejos vintage y un techo de estaño. Este bar no tiene señalización, sólo una puerta negra y un timbre discreto al que responde un personaje impecablemente vestido. No pierdas la paciencia, los tragos tardan en servirse porque son meticulosamente preparados.

Milk and Honey cambia su número telefónico constantemente con lo cual resulta uno de los más exclusivos. Sólamente con reservas se puede acceder a este oscurísimo bar. Mujeres atención! La casa requiere que los hombres se saquen el sombrero y dejen traquilas a las damas.

 Subscribe in a reader

Previous Topic: